top of page
damiani_nosotros-05.jpg
  • Martín Carrasco

El dato de la semana

El artículo que sigue a continuación es una reflexión sobre la modalidad de trabajo Work from Home, que tuvo un fuerte impulso con la pandemia y es hoy la norma en algunos segmentos de nuestra sociedad. ¿Llegó para quedarse? ¿Qué pasa con la productividad? ¿Ganadores y perdedores? ¿Cómo sostener la cultura y creatividad en la empresa? Esos son algunos de los temas mencionados en este interesante informe escrito por Winston Capital Advisors.


Imagen: Mineros entrando a una mina, a principios del siglo XX.


Cuando Dios expulsó a Adán y Eva del Paraíso, le dijo a Adan: Te ganarás el pan con el sudor de tu frente, hasta que vuelvas a la misma tierra de la cual fuiste sacado. Génesis 3-19


Trabajo, la misión de todos los hombres y mujeres de la tierra para poder alimentarnos, mantener y hacer crecer nuestras familias; y luego, si sobra, poder disfrutar y divertirnos.


Desde tiempos remotos, el trabajo de los seres humanos ha evolucionado. ¡Por suerte!. Somos de la generación que casi sin distinción ha podido decidir lo que quería hacer laboralmente. Incluso para muchos, como es mi caso, si esa pasión requería mudarse a otro país, teníamos la libertad de poder hacerlo.


Y es apenas mi generación. Mi padre, que su sueño era ser Ingeniero Electrónico, no pudo porque no tenía los medios y se quedó huérfano. Entonces siguió los pasos de su padre y entró en el Ejército. Luego fue un gran autodidacta y muy respetado como RadioAficionado, su gran hobby.


Como ven, ha habido una gran evolución en el trabajo en las últimas décadas. Mejor calidad, seguridad, vacaciones pagas, licencia por maternidad y paternidad, seguros de salud, etc., etc. La sociedad del bienestar nos ha alcanzado a casi todos. Según la UN, hoy la mitad de la población del planeta, unos 4,000 millones de personas califican como clase media con un PBI per cápita de $12k dólares.


Entra Covid en el 2020 y el esquema de trabajo ha quedado totalmente transformado. Y según nuestra opinión: para siempre.


A pesar de estar de forma remota, se produjo el mismo nivel de output que estando en la oficina. Esto generó enormes dudas sobre la estructura tradicional de trabajo que se sostenía hasta ese momento.


Hoy la gran mayoría de las empresas han dejado la ilusión de los cinco días de la semana en la oficina y están probando con distintos sistemas híbridos.


Las principales críticas al trabajo remoto son la pérdida de cultura corporativa y los problemas que puedan afectar la creatividad que producen las personas cuando trabajan en equipo.


Vamos a ir estudiando los pros y contras de este nuevo fenómeno.


Hay tres grupos etarios que se ven afectados en formas diferentes. Los jóvenes que recién se incorporan a una empresa o están comenzando sus carreras profesionales, se encuentran con oficinas vacías, ausencia de posibles mentores (más sobre esto luego) y carencia de espacio propio donde viven para disponer de un lugar para instalar su oficina en el hogar. Al igual que aquellos que asistían a la escuela o universidad durante la Pandemia, este es el grupo que probablemente esté más a disgusto con el trabajo remoto.


Sin embargo, las maneras de relacionarse y absorber cultura hoy son muy diferentes que en mi época. Uno aspiraba a entrar a una gran empresa o institución y hacer carrera durante varias décadas. Iba haciendo el trabajo formal y también desarrollando relaciones informales. Hoy las nuevas generaciones tienen otras expectativas. Para muchos jóvenes el concepto de trabajar por décadas en la misma empresa o institución es impensable. Tampoco esto acarrea demasiado peso a la hora de entrevistar para un nuevo trabajo.


El segundo grupo es de la gerencia media; gente que ya ha formado su familia con niños pequeños o en edad escolar. Este es el grupo que más se ha beneficiado del trabajo remoto. No tiene la necesidad de ir a trabajar todos los días, que normalmente implica importante uso del día yendo y viniendo al trabajo. Ese tiempo hoy es ganado en una mejora significativa de la calidad de vida. Ese tiempo se usa para enriquecimiento personal y es muy valorado. Las inconveniencias en este caso suelen estar relacionadas con el espacio en el hogar para la oficina que pueda entrar en conflicto con los espacios comunes. La presencia continua en el hogar altera la rutina tradicional de la familia. Este grupo ya tiene armada su red de contactos formales e informales. Hacerlo crecer es más fácil que empezar de cero.


Y finalmente el grupo de la gerencia senior, ejecutivos de alto nivel, socios, dueños. Este grupo tiene una buena posición económica, vive más cerca del lugar de trabajo y al ser jefes tiene más libertad para elegir dónde trabajar. Han tomado ventaja de la posibilidad de tener más libertad después de décadas dedicadas al trabajo. Ellos son los principales encargados de dirigir e impartir cultura a las organizaciones. Si no están, no se hace.


Por ahora, los beneficios son mayores a las detracciones. Algunas ideas de cómo resolver los desafíos de creatividad y cultura. Pero antes, sobre la cultura; es ok para los grandes nombres Amazon, Mercado Libre, Google, Morgan Stanley de exigir fuerte presencia en las oficinas. Son grandes marcas que atraen a mucha más gente de la que pueden contratar. Para el resto del mundo, que es más del 90% de la gente que trabaja, la historia es diferente.


Las empresas se benefician por el menor uso de planta, pero las ciudades se perjudican, sobre todo las grandes urbes, por la pérdida de gente que ya no viene a trabajar, gastan en comida y otros servicios y productos. En muchos casos las ciudades han dado importantes concesiones impositivas a cambio de la construcción de edificios de oficinas para miles de personas. Asumiendo que esto también beneficia a la economía local. Si estos edificios ahora están vacíos y las empresas reducen el tamaño de planta; las ciudades van a pedir que les devuelvan las concesiones impositivas que otorgaron.


A más se va expandiendo el trabajo remoto, ya uno no solo no necesita estar cerca del centro de la ciudad, sino que también puede estar en otro país. Las empresas pueden contratar igual o mejor talento a mejores precios. El pool de oferentes es más grande y variado. Hay mayores beneficios impositivos a nivel personal y en detrimento de los Estados que dejan de percibir estos ingresos.


Los temas de cultura y creatividad se pueden resolver con eventos especiales. Escuche de un fondo de inversión que cuando tienen un proyecto especial, alquilan una casa y todo el equipo, desde el socio hasta el becario pasan tiempo juntos trabajando. Creo que esto es una gran solución.


Las empresas tienen temor a perder su identidad si no hay un lugar común para trabajar. Es entendible, pero esto se puede resolver con diferentes lugares remotos donde los equipos se reúnan. Después de todo uno nunca trabaja con todos, todo el día.


Lo remoto no aplica para muchas ocupaciones donde el trabajo físico es necesario, operarios de fábrica, cirujanos, especialidades médicas, dentistas. Esto corta a todo nivel socioeconómico y va a generar algún tipo de división entre aquellos que pueden gozar de este beneficio, y quienes no.


Mirando hacia el futuro salen algunos temas. La división entre trabajo y familia. Donde poner los límites entre el horario laboral y el tiempo de descanso familiar. Cómo organizarse para mezclar ambas durante el día, ser productivo y tener buena calidad de vida.


Uno tiene que automotivarse y autoimponerse la disciplina de trabajar y no distraerse.


La conexión con los sistemas de la empresa es muy importante, y sobre todo con temas de seguridad cibernética y de datos. Accidentes de trabajo, qué pasa si uno se lastima dentro de la casa pero en horario de oficina mientras trabaja.


Para poder trabajar desde casa, efectivamente, uno tiene que imponerse una disciplina similar al trabajo en la oficina. Hay que tener mucha autodisciplina para no distraerse y perder el tiempo y los objetivos que uno tiene que cumplir. No trabajar en pijama todo el día porque uno no sale de la casa. Saber delimitar el tiempo en el trabajo y el tiempo en la familia. Si bien es un gran beneficio poder mezclar los horarios entre familia y trabajo hay que ser cuidadoso de no entorpecer uno o el otro.


No existe trabajo en donde uno esté ocupado cien por ciento del tiempo. Con lo cual, he observado que mucha gente ha aprovechado esta flexibilidad y ¡tiene dos trabajos! Esto va a tener un efecto positivo en la productividad mundial; va a aumentar el nivel de ingreso. Pero a la vez esa gente no va a querer volver a la oficina de ninguna manera.


Empresas nuevas y más jóvenes ya se están animando a hacer 100% del trabajo remoto. Esas van a ser las ganadoras del futuro. La gente con más talento va a querer tener la disponibilidad, flexibilidad y libertad de poder trabajar desde cualquier lugar del mundo; mientras que cumplan con los objetivos requeridos.


Arthur C. Clark fue un famoso científico y escritor inglés. Inventó el satélite de comunicaciones en los años 50. Fue el creador de la película 2001 Odisea en el Espacio con el director Stanley Kubrick. En la película que se estrenó en 1969 se ven cosas como el iPad, la computadora personal, llamadas por video, Inteligencia Artificial (HAL 9000 la computadora que controla la nave). Una vez le preguntaron cómo veía el futuro. Dijo:


"Vamos a trabajar todos desde casa usando computadoras personales y el mundo va a ser un gigantesco suburbio"


Si a los mineros belgas alguien les ofrecía un trabajo remoto, seguro decían que sí (aunque la paga fuese más baja).

15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page