top of page
damiani_nosotros-05.jpg
  • Martín Carrasco

Informe de mercados financieros

Actualizado: 22 may

Hay un viejo refrán que se repite mucho entre los participantes del mercado financiero: sell in may and go away (vende en mayo y vete), que sugiere a inversores que vendan sus posiciones de acciones durante los meses de verano del hemisferio norte y vuelvan a comprar en octubre.


Si bien no parece una estrategia de inversión con mucho fundamento, surge de la experiencia empírica, dado que la historia señala que los rendimientos se estancan durante ese período. En los últimos 80 años, el índice de acciones S&P 500 subió, en promedio, 6,9% de noviembre a abril, y sólo 1,7% entre mayo y octubre. ¿Se cumplirá en 2024 esta curiosidad estadística?


Nadie lo sabe, la realidad es que el mercado continúa brindando buenas noticias para inversores y esto se refleja en el crecimiento de los portafolios de inversión en lo que va del año.


Imagen 1: Rendimientos de activos en 2024 (Bloomberg, 21/5/2024).


Los activos financieros se valorizan en la medida que las principales economías muestran gran resiliencia evitando la recesión pese a la inflación y el encarecimiento del costo del capital.


El consenso de analistas y organismos internacionales espera que el crecimiento económico global se mantenga en 3,2% para este año y el que viene. Un entorno económico próspero favorece a los beneficios empresariales y por consiguiente a inversores.

 

Imagen 2: Proyección de crecimiento económico por región, Banco Mundial.


Pensamos que aquellos inversores cuyas carteras han basado su performance reciente en lo que ha generado el efectivo – que pasó 0% en 2021 a 5% actualmente – comienzan a exponerse a un riesgo de reinversión. ¿Por qué y qué implicancias tiene esto?


Las tasas de interés de referencia son elevadas si miramos la historia reciente de los últimos 15 años. Creemos que es muy poco probable que veamos subas adicionales en el corto plazo.

 

Imagen 3: La inflación en Estados Unidos (azul) va camino a normalizarse, aunque todavía se mantiene por encima del objetivo (2%). Por ello la Reserva Federal mantiene la tasa de referencia (rojo) elevada.

En la medida que continue el proceso de desaceleración de la inflación en los países desarrollados, el escenario más probable es que las tasas de referencia también acompañen ese movimiento a la baja. Entendemos que es una cuestión de tiempo.


En Estados Unidos el último dato publicado muestra que la inflación core (sin los elementos volátiles como energía y alimentos) se ha enfriado al menor ritmo en tres años.


Quienes mantienen exceso de efectivo deberían empezar a aprovechar a fijar las tasas actuales por un plazo prolongado para evitar la reinversión a tasas menores.


La estrategia de manejo de la liquidez puede incluir bonos calificados con grado inversor, vencimientos escalonados, plazos fijos, etc. dependiendo de las necesidades del inversor.

 

En síntesis, nosotros preferimos evitar la sugerencia del refrán sell in may and go away. Somos optimistas respecto de la inversión en los mercados financieros para el mediano plazo y largo plazo.


Creemos que es buen momento para que inversores con exceso de liquidez aprovechen a bloquear las elevadas tasas de interés que ofrece hoy el mercado de la renta fija (bonos). Por otro lado, el crecimiento económico más acelerado de lo previamente proyectado – o por lo menos evitar la recesión - continuará siendo un entorno favorable para inversores en renta variable (acciones).

44 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page