top of page
damiani_nosotros-05.jpg
  • Martín Carrasco

Informe de mercados financieros

Terminamos un muy buen 2023 para las inversiones en el mercado financiero, contrariamente a lo que preveían la mayoría de los analistas al inicio del año, impulsado por recesión que nunca llegó y el entusiasmo de la Inteligencia Artificial.


Tal es así que ha permitido recuperar buena parte del resultado del año 2022, cuando vimos caer conjuntamente los bonos y las acciones, algo que no ocurría desde los años 70´.


Figura 1: Resultado de diferentes activos financieros en 2023


Datos al 28/12/2023

No obstante, no todos lograron aprovechar esa ola. Buena parte de los flujos de capitales de inversores internacionales del año fueron a parar al cash (Figura 2), que, por primera vez en más de una década, genera utilidades tras la violenta suba de tasas de interés por parte de los principales bancos centrales del mundo. Al parecer, esto último ya terminó y a partir de ahora comenzarían a disminuir.


Figura 2: flujos de capitales de 2023



Para el 2024 creemos que continuaremos viendo cada vez más Bancos Centrales del mundo disminuyendo tasas de interés en el contexto de inflación controlada y convergiendo a los objetivos.


Unos cuantos ya se han subido a esa tendencia, ver Figura 3, pero lo interesante sería ver que ocurre con los más importantes: la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Inglaterra (BoI).


Para el caso de la FED, la mayoría de los analistas del mercado prevén que el primer recorte ocurrirá en marzo, algo demasiado optimista para nuestro gusto. La historia nos dice que rara vez lo hace mientras la inflación core supera a la tasa de desempleo, que hoy se ubican en 4% y 3,7% respectivamente.


Figura 3: Cantidad de Bancos Centrales globales que resuelven bajar su tasa de referencia

Estamos ante el mayor ritmo desde agosto de 2020. Más de 150 Bancos prevén recortes en el 2024.



En resumen, creemos que estamos entrando en una nueva fase en los mercados financieros, dejando atrás un contexto restrictivo desde el punto de vista macroeconómico. A esto se lo que se suman inversores con mucha liquidez en las carteras. En conjunto lo vemos como una buena noticia para las cotizaciones de activos financieros.


En los ocho períodos que la FED recortó tasas de intereses desde el año 1980 los bonos generaron resultados positivos para el inversor, con tasas anualizadas superiores a dos dígitos en promedio (para índice Bloomberg US Aggregate Total Return).

 

Figura 4: Duración y retorno de ciclos alcistas y bajistas para el índice S&P 500 de acciones estadounidenses.



En el plano microeconómico, las utilidades corporativas han mostrado mayor resiliencia y crecimiento de lo que se preveía. Sin embargo, el inversor debe tener cuidado a las valuaciones, que se encuentran elevadas en términos históricos. Lo que no quita que puedan mantenerse de esta forma por un largo tiempo. Los ciclos alcistas del índice S&P 500 han durado 51 meses en promedio, y el actual recién va poco más de un año, ver Figura 4.


Nuestro posicionamiento: somos optimistas con las inversiones financieras para el 2024 en las clases tradicionales de bonos y acciones. Tenemos una preferencia relativa en el corto plazo por la renta fija y el crédito privado (este último dentro del mundo de los alternativos). El inversor que tiene gran exposición a bonos de muy corto plazo en su cartera debe empezar a alargar los vencimientos. Para mayor detalle ver nuestro Portafolio Modelo.

73 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

ความคิดเห็น


bottom of page