damiani_nosotros-05.jpg
  • Damiani

Informe de Mercados Financieros

24 de Marzo 2021

Ayer se cumplió un año desde que el mercado de acciones marcó su nivel más bajo de la era post pandemia. El S&P 500 subió 78% en estos doce meses y se encuentra 18% por encima del pico pre-covid.


Fue la recuperación más rápida de la historia de la bolsa. El mercado financiero se trata de las expectativas que tienen los participantes sobre el futuro. Luego de una incertidumbre pocas veces vista por el shock de oferta de las medidas de cuarentena, y la recesión que inundó al mundo entero, los inversores fueron aprendiendo a navegar y anticipar una salida.


Primero, al posicionarse en los ganadores de esta historia que son las compañías relacionadas a la digitalización. Tan solo 6 empresas - Facebook, Amazon, Apple, Netflix, Google y Microsoft - explicaron el 60% del rendimiento del S&P 500 en el año 2020.


Segundo, por rotar hacia sectores que venían más rezagados y dependientes del ciclo económico tras la noticia de la vacuna. Las compañías del sector energético, financieros e industriales avanzaron 60%, 40% y 25% respectivamente en los últimos dos trimestres.



Figura 1: Rendimiento por sector del S&P 500 desde el 30 de setiembre 2020


¿Dónde estamos hoy? Un año más tarde a nivel macroeconómico parecería que se superó la recesión y las expectativas de crecimiento se van revisando al alza. La Reserva Federal de Estados Unidos en su reunión de la semana pasada aumentó su previsión de crecimiento de 4,2% a 6,5% para el año 2021. En tanto el Banco Mundial espera que el planeta aumente su PBI en 4% este año.


Sin embargo, la mayoría de los países que están en el proceso de vacunación lo hacen a un ritmo decepcionantemente lento. Además, surgieron rebrotes importantes con nuevas cepas. Sobre todo en Europa y Latinoamérica, donde vemos gobiernos que anuncian nuevas medidas de confinamiento.


En los mercados de valores la atención está puesta en la tasa de interés. El rendimiento del bono del Tesoro americano, que es la referencia de la tasa libre de riesgo, subió este año rápidamente de 0,9% a 1,65% para el que vence dentro de 10 años. La explicación se encuentra en la suba de las expectativas de inflación por la importante emisión monetaria. Esto es equivalente a decir que bajó la cotización del bono del Tesoro, al que le siguieron la mayoría de los bonos del mercado de otros gobiernos y corporaciones.



Figura 2: Evolución de la tasa de rendimiento del Bono del Tesoro americano a 10 años de plazo


Hacia adelante, en el corto plazo, el desenlace del mercado estará dado por como los gobiernos manejen el control de la enfermedad, el confinamiento y la vacunación. Además, si los Bancos Centrales logran calmar a los inversionistas para disminuir la presión alcista de las tasas del mercado, principalmente la Reserva Federal.

Para el mediano y largo plazo sostenemos que estamos entrando en una fase de recuperación que estará dada por crecimiento económico elevado, inflación al alza y tasas de política monetaria bajas. A nivel de las Carteras esto es favorable para la renta variable en general y no tanto para la renta fija. Las acciones serán el motor de crecimiento del capital y los bonos la estabilidad, siempre que hablemos de renta fija de corta duración. A partir de ahora será determinante ser selectivo con nuestras inversiones.




3 views0 comments

Recent Posts

See All