top of page
damiani_nosotros-05.jpg
  • Martín Carrasco

El dato de la semana

El oro vuelve a brillar y supera máximos históricos. Al momento de escribir esta nota cotiza a U$d 2170/onza, lo que representa un incremento de 5% en 2024 y más de 20% en el acumulado del último año. ¿Qué está pasando?



Creemos que el reciente rally puede resumirse en los siguientes tres argumentos.


En primer lugar, es probable que este año la Reserva Federal de Estados Unidos comience a disminuir su tasa de interés de referencia, en el marco de una inflación que va camino a situarse cerca del objetivo del 2% anual. La baja de las tasas de mercado favorece relativamente a aquellos activos que no generan renta, como el oro.


Segundo, la demanda de Bancos Centrales. Las compras de los últimos dos años para mantener reservas en este metal fueron las más elevadas desde los años 60´, posiblemente desencadenadas por las restricciones que Estados Unidos aplicó a Rusia por el uso de sus reservas en dólares tras la guerra con Ucrania. Se debe agregar además el potencial debilitamiento del dólar frente a otras monedas si las tasas comienzan a disminuir.


Por último, el oro ha sido visto históricamente como refugio frente a los riesgos geopolíticos. A los conflictos surgidos últimamente (Israel-Hamas, en el Mar Rojo, Rusia-Ucrania), se suma la contienda presidencial en Estados Unidos y como podría eso influir en la ya tensionada relación con China.


Vemos que estas tres fuentes de demanda podrían mantenerse hacia adelante. Por eso, estratégicamente nos parece adecuado que un inversor que quiere mantener un portafolio diversificado tenga aproximadamente 5% de su cartera en este metal precioso.

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

コメント


bottom of page