top of page
damiani_nosotros-05.jpg
  • Martín Carrasco

Dato de la semana

El petróleo fue centro de atención internacional en los últimos tiempos. El exceso de demanda elevó su cotización hasta superar los 90 dólares por barril (WTI), el nivel más alto en un año y casi 40% por encima del promedio de los últimos 5 años. ¿Qué sucede con el producto más valioso del mercado de commodities? A pesar del afloje en las últimas jornadas de casi 10 dólares ¿puede esto influir en el resto de los precios de la economía y así afectar al combate por contener la inflación en el mundo desarrollado?

El precio del petróleo se ha elevado en el marco de anuncios de los países de la OPEP+ por recordar la oferta, principalmente desde Arabia Saudita y Rusia, dos de los mayores productores mundiales.


Por el otro lado, la demanda global por este recurso se encuentra en niveles récord, sobre todo desde países como China e India, que son los que siguen a Estados Unidos en cuanto a principales consumidores del planeta, y cuyas economías están mostrando mucha resiliencia.


De este modo el desbalance existente entre oferta y demanda - que se estima entre uno y dos millones de barrilles diarios desde julio* - se trasladó a los precios del llamado “oro negro”.


La evolución de este desajuste será clave para el precio hacia adelante. Recientemente los participantes del mercado han ajustado al alza las expectativas de crecimiento global, lo que serviría de sostén a la demanda.


Por el lado de la oferta, las reservas que mantiene Estados Unidos se encuentran en el menor nivel de los últimos 10 años. Además, en el muy corto plazo, la producción queda sujeta a decisiones discrecionales de los miembros de la OPEP+.


Por consiguiente, es probable que hacia adelante continúe este estrés en este mercado del crudo, a menos que se materialice una desaceleración económica de relevancia o los productores decidan “abrir la canilla”.


El desafío es que esto no empañe el proceso de desinflación que atraviesa el mundo. No tanto por el lado del impacto directo en los precios generales de la economía, que debería ser relativamente menor siendo que, por ejemplo, el componente de energía sólo representa 7% en el IPC de EEUU. Sino por la volatilidad que podría generar en el mercado financiero en general, en especial considerando que hoy las autoridades de los Bancos Centrales acostumbraron a los participantes del mercado a reaccionar bruscamente frente a los últimos datos publicados para intentar anticipar las medidas de política que éstos pudieran tomar.


*Según datos de UBS Bank setiembre 2023

 

El mundo de los commodities es muy amplio y engloba a los metales, preciosos e industriales; los agropecuarios, como la soja, el azúcar y la ganadería; y también a los energéticos, petróleo y gas natural.


A pesar de los bienintencionados esfuerzos por disminuir la dependencia del crudo por cuestiones medioambientales, éste todavía sigue siendo extremadamente relevante. Para dimensionarlo, el valor de la producción anual petrolera supera al valor conjunto de los 10 metales más importantes, como el mineral de hierro, oro, cobre, aluminio, etc.

14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page