top of page
damiani_nosotros-05.jpg
  • Federico Giró

4 errores que un inversor debe evitar para tener éxito

Actualizado: 23 ago 2023

El resultado de nuestras inversiones depende de múltiples factores, algunos a nuestro alcance y otros que no.


Los que no quedan bajo nuestro control son bien visibles cuando ocurren. Por ejemplo, frente a un “cisne negro”, es decir, un suceso sorpresivo, que, a priori, era improbable, y genera una gran repercusión, tal como pasó con la irrupción de una pandemia global donde los precios de los activos se desplomaron.


En este artículo abordaremos los otros factores, los que quedan bajo nuestro control, y en particular, los cuatro principales errores que evitan los inversores de éxito, dado que en pocos lugares somos tan irracionales como en el mundo de las finanzas.

EL INVERSOR DE ÉXITO DEFINE UNA ESTRATEGIA


Esto tiene que ver con el objetivo a donde yo quiero apuntar. ¿Tengo claro por qué estoy invirtiendo? ¿he definido un horizonte temporal? ¿conozco mi tolerancia a la volatilidad del valor de mi portafolio?


Los inversores frecuentemente nos enfocamos en determinar el punto exacto en el que hay que entrar al mercado o salir del mercado.


Sin embargo, el partido no se juega ahí, el factor más contribuyente en los retornos es la distribución de los activos, es decir, cuanto asignamos a cada clase de activo: % bonos, % acciones, % alternativos, % cash, etc.


Por tanto, es importante ser disciplinados en definir una estrategia y un plan sostenible en el tiempo para no quedar sujetos a donde nos lleve la corriente.


Gráfico 1: factores que contribuyen a la dispersión de retornos de portafolios

EL INVERSOR DE ÉXITO CONTROLA SUS EMOCIONES


Las emociones son nuestra esencia y el resultado de nuestra evolución.

Pero cuando estamos invirtiendo ahorros de toda la vida hay que combatir la frustración, avaricia, euforia, el miedo.


Es difícil resistir la presión de seguir la multitud, vender cuando los precios bajan y de comprar cuando los precios suben. Pero todos sabemos que la decisión de compra o venta no pasa por ahí.


Somos impacientes, sobre todo en el mundo de hoy de la inmediatez. Pero a las inversiones hay que darle tiempo, el buen inversor entiende eso.


Gráfico 2: rendimientos históricos por período de tenencia para acciones, bonos y una cartera 50/50, en diferentes horizontes temporales.



Las barras muestran el rendimiento más alto y más bajo que se podría haber obtenido durante cada uno de los períodos de tiempo (1 año, 5 años renovables, 10 años renovables y 20 años renovables). Cuanto más tiempo le demos a inversiones de calidad mayor es la probabilidad de éxito y de alejarnos de resultados negativos.


Es muy común, sobre todo en períodos de alza de mercados, que los inversores presenten exceso de confianza. Usualmente uno piensa que está preparado para asumir volatilidad en la cartera, pero luego cuando se presenta descubre que no lo soporta.


Valuamos las pérdidas y las ganancias de manera diferente. La alegría de ganar $ 500 objetivamente debería ser igual a la de ganar $ 1.000 y luego perder $ 500, dado que ambos casos dejan un resultado de $500, pero la mayoría de la gente vemos con mayor satisfacción la sola ganancia que el escenario de la ganancia con pérdida.


El disgusto de las pérdidas es más intenso que la alegría de las ganancias. Si estamos ganando, queremos venderlo para realizar la ganancia cuanto antes. Si estamos perdiendo nos cuesta venderlo para asumir la pérdida y somos capaces doblar la apuesta para intentar recuperarla.


La gestión de los riesgos implica, entre otras cosas, saber cortar las pérdidas. En nuestra cartera, al igual que en nuestro jardín, hay que cortar las malezas y dejar que las flores crezcan, dijo el famoso Warren Buffet.


EL INVERSOR DE ÉXITO SE ESFUERZA POR COMPRENDER EN QUÉ INVIERTE


El tercer error que cometemos como inversores es no esforzarnos por comprender los factores que podrían llevar al éxito o fracaso de la inversión.


Además, a eso debemos agregarle que somos codiciosos, y nos sentimos atraídos por promesas de retornos que lucen imperdibles. Si es demasiado bueno para ser cierto, entonces seguramente no lo sea.


No existe la ganancia sin riesgo, cuanto uno más quiere ganar más riesgo deber asumir, pero siempre conociendo y entendiendo bien de que se trata.


EL INVERSOR DE ÉXITO TOMA DISTANCIA CON EL DINERO


La distancia con el dinero nos inmuniza de los otros errores, dice el inversor español Xavier Puig.


En la vida asumimos muchos riesgos: formar una familia, elegir el colegio de los hijos, una carrera, cambiar de trabajo, viajar a un país extraño, montar un negocio, practicar un deporte extremo, casarse, un gran etc.


En cambio, con el dinero, todos son miedos y aversión al riesgo. Hay que aprender que solo se trata de dinero, y la felicidad pasa por otro lado.


Tenemos que aprender a no repetir los mismos errores para avanzar. El ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.


Puedes ver la versión del artículo en video por Federico Giró


42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page