damiani_nosotros-05.jpg
  • Martín Carrasco

Informe de Mercados Financieros ¿2022 es el año del cambio de paradigma?

Por primera vez desde el año 2018, y en un intento para controlar la creciente inflación que atraviesa el país, la Reserva Federal de Estados Unidos resolvió subir la tasa de referencia que está bajo su control, es decir, la de cortísimo plazo. Además, expresó que espera hacer esto durante todas las reuniones mensuales del año. Esto no sorprendió a los participantes del mercado, quienes hace algún tiempo se vienen anticipando con una presión vendedora de sus activos de renta fija, lo que hizo bajar su cotización, y, consecuentemente, aumentar el rendimiento a vencimiento. Por ejemplo, la tasa de rendimiento del bono del Tesoro estadounidense a 2 años de plazo subió de 0,6% a casi 2% anual en el último trimestre. El que vence dentro de 10 años también avanzó, pero en menor medida, de 1,4% a 2,2% anual.

Figura 1. Evolución histórica de la inflación y la tasa de rendimiento del bono del Tesoro estadounidense a 10 años de plazo La mirada larga muestra que la tendencia fue a la baja para ambas variables. Pero los precios tuvieron un aumento violento recientemente ¿Estaremos ante un cambio de paradigma en relación a la desinflación y tasas decrecientes que vimos en las últimas cuatro décadas?


Fuente: Elaboración propia en base a datos de Bloomberg 17/3/2022 (inflación: US CPI Urban Consumers yoy; tasa de rendimiento Bono del Tesoro: US Generic Goverment 10 years).

El impacto de la invasión de Rusia a Ucrania es incierto todavía. Dejando de lado el aspecto humanitario dramático que conlleva la guerra, se trata de dos economías de escasa relevancia para el planeta. No obstante, ambos son muy importantes productores de commodities, y, por tanto, el canal de afectación a la economía global viene por el lado del aumento de los precios de estos bienes básicos ante la potencial disrupción de la oferta.

Figura 2. Precios de commodities y su variación respecto del año pasado (izquierda). Producción de Rusia como porcentaje de la oferta mundial (derecha). Los precios de las materias básicas han mostrado un avance importante por la guerra en Europa. El mundo depende de la producción de Ucrania y Rusia. Cualquier disrrupción tiene impacto relevante.


Fuente: Bloomberg 17/03/2022 (izquierda) y UBS Bank marzo 2022 (derecha).

Es posible que los precios de las materias primas se mantengan altos por algunos meses, pero a medida que el conflicto bélico no escale, y se logre cierto acercamiento hacia la paz, entonces seguramente veremos una normalización. Los inversores están atentos al impacto que esto pueda generar sobre la inflación y el crecimiento económico. La percepción de las amenazas para el mercado ha variado mucho y el riesgo de una recesión ha subido recientemente con el violento repunte de los precios de la energía. Esta incertidumbre es lo que ha dominado los mercados de valores durante este año, al igual que la respuesta que dará la Reserva Federal ¿priorizará el combate a la inflación o el foco es mantener el buen ritmo de crecimiento económico? Es binario. Lo anunciado ayer, a priori, inclina la balanza hacia lo primero. Pero ambos escenarios son consistentes con tasas más elevadas a las actuales, la diferencia es la velocidad del incremento.

Figura 3. Precio de las acciones estadounidenses (S&P 500) y Tasa de interés de referencia de la Reserva Federal Si la historia sirve como guía el nuevo ciclo de suba de tasas no debería ser un impedimento para la suba de las acciones. Entre 2004-06 y 2015-18 la FED incrementó la tasa y los precios de las acciones crecieron 12% y 21% respectivamente.


Fuente: Bloomberg 17/03/2022.

Nuestro posicionamiento:

La volatilidad del mercado está creando oportunidades para los inversores con mirada de mediano y largo plazo, sobre todo, para aquellos con elevada liquidez. Estamos convencidos de que la renta variable es la clase de activo con mayor potencial en las carteras. Las bajas, como la que estamos atravesando este año, son habituales. Podrían continuar, nadie lo sabe, pero el mercado siempre ha mostrado ser resiliente. Por ello nuestra sugerencia es promediar los precios de entrada con compras distribuidas en el tiempo. En renta fija, la mencionada suba de tasas está tornando interesantes ciertos bonos emergentes de corta duración. Sin embargo, continuamos desfavoreciendo la renta fija de larga duración. En su lugar, creemos que los activos alternativos, como el Real Este o el crédito privado, lograrán un mejor resultado en las carteras.


Ante cualquier consulta o comentario no deje de contactarse con nosotros. Atentos saludos, Martin Carrasco

15 views0 comments